domingo, 17 de octubre de 2010

FOTOS DE NOCTE EN SITGES

NOCTE, la Asociación Española de Escritores de Terror, estuvo en el Festival de Sitges, el miércoles 13 de Octubre a las 18:15 horas, en Brigadoon. La excusa era la presentación en sociedad de Nocte en el Festival, realizando una mesa redonda sobre las diferencias entre el terror fílmico y literario.

"Nocte: El terror ya tiene nombre propio", rezaba en el programa. En la fotografía, los cuatro escritores de Nocte que se sumaron al evento: Julián Sánchez, Roberto Malo, Pedro L. López y David Jasso. Y dábamos miedo, la verdad.

Empezamos con puntalidad británica, que había que dar buena imagen. En la fotografía, Roberto Malo, David Jasso abriendo la actividad, Julián Sánchez y Pedro L. López.

Pero al poco de empezar entraron en la sala varios colegas que habían estado en la Hispacón con David Jasso y conmigo, entre ellos un escritor de Nocte, Juan Díaz Olmedo, que invitamos a subir al escenario y no se lo pensó ni un segundo (lo cierto es que había una silla libre, como esperándolo en secreto). Así pues, a la izquierda podemos ver al espontáneo Juan Díaz Olmedo, que se incorporó a la mesa redonda como un profesional.

En la fotografía, Juan Díaz Olmedo y Roberto Malo.

Una vez roto el hielo, nos soltamos los cinco y resultó una mesa redonda la mar de amena y entretenida.

En la fotografía, Roberto Malo chupando micro. (Pongo la foto no por vanidad, sino para que se vea que había buen ambiente: por la cara que pongo seguro que estaba diciendo alguna tontería tremenda.) Total, que el tiempo se pasó volando (teníamos menos de una hora) y casi sin enterarnos tuvimos que acabar, dejando sin poner algún que otro vídeo y sin comentar cosas que habíamos preparado.

En la fotografía, al acabar el acto, cinco escritores de Nocte y dos groupies festivaleras. Por cierto, Pedro L. López ha metido una entrada mucho más trabajada y con mejores fotos en su blog. Pongo el enlace a continuación:

A ver si hay suerte y Nocte sigue estando presente en futuras ediciones del Festival de Sitges.

¡Hasta otra!

22 comentarios:

Marcos Callau dijo...

Un bonito acto. Ya me hubiera gustado verlo. Otro año, imagino. Un abrazo.

Javier López Clemente dijo...

Si Nocte pone un bus... yo escoto y nos pegamos un baño en Sitges
;-)

Salu2 córneos.

Julián Sánchez dijo...

Bueno, saludos de nuevo.

Se hace corto cuando vives momentos hermosos rodeado de amistad y de gente de amplio vagaje cultural, creativo y humanista.
Eso es lo que nos ocurrió en Sitges, y lo que me ocurrió personalmente.
Roberto ha clavado el proceso y viaje de la charla en la que el tiempo casi no existió, pero marcó el final y el desarrollo y en la que la fluidez y la palabra fueron el argumento del guión de dicha actividad con un intercambio caudaloso de ideas y apreciaciones.

Las fotos, muy majas todas- genial el reportaje, amigo Roberto- dejan el buen sabor de día y son huella, claro está.

Esto dimensiona a NOCTE y seguro que seguiremos viajando y rompiendo más lanzas los próximos años en Sitges y en otros eventos, saludos y abrazos, Julián Sánchez

Pedro L. dijo...

Sin duda una jornada para el recuerdo.
Además de un privilegio...

roberto dijo...

Hola, Marcos. Volveremos a Sitges, seguro. Y si hace falta, presentamos alguna peli o algo...

roberto dijo...

Hola, Javier. Pues la gente se bañaba, pero hacía un día bastante gris. A mí si no es verano...

roberto dijo...

Hola, Julián. Fue un gustazo vernos de nuevo. Seguro que coincidiremos en muchos eventos.

roberto dijo...

Hola, Pedro. Mil gracias por toda la gestión. Fue un placer, sin duda. Ahora, a repetir.

Claudio dijo...

La camiseta de tirantes de Julián sí que da miedito... :P

VERONICA LEONETTI dijo...

No dudo que haya sido amena y divertida la mesa. Que buenas y terroríficas gentes que había en ella.

roberto dijo...

Hombre, Claudio, había que dar miedo a cualquier precio.

roberto dijo...

Hola, Vero. Se hizo corta, la verdad. Habrá que volver...

Julián Sánchez dijo...

Hola Roberto, saludos y abrazos.

Pues sí, seguro que nos volvemos a encontrar para que el miedo nos haga vivir, je,je.
Hola Claudio, pues ese día llevaba la oficial -tengo otras más ariscas- y me puse la mejor máscara que me prestó un personaje de un microrrelato mío que le conté al entregadísimo y atento público, así que estuvieron de suerte. Podría haber sido peor. De hecho el personaje cose y descose rostros a un ritmo frenético y se encapricha enseguida de los rostros que yo miro, muajajajajaja...

J.E. Alamo dijo...

Mola... La envidia me mordisquea.

roberto dijo...

Así es, Julián, en el fondo somos cuentistas tras una máscara, y otra máscara, y otra máscara...

roberto dijo...

Hombre, Joe, mola ir a Sitges a presentar una peli, hospedarte en el Meliá y ser entrevistado por periodistas de doce países... pero no fue nuestro caso.

Anónimo dijo...

Compañero... Copio y pego un breve relato de una aficionada del Zaragoza:

Anoche dormí tranquila. Anoche me eché en la cama y ni por un momento pasó por mi cabeza el torbellino de imágenes y sensaciones que cualquier otro domingo, para bien o para mal, solían acompañarme hasta que el sueño me vencía. Anoche, sin embargo, ni aparecieron, ni las eché de menos.

No pude visualizar el gol del ¿honor? que Braulio marcó en el 94. No pude porque no lo he visto. No pude terminar de ver el partido, no porque me doliera, porque ya no me duele. Es como cuando aprendes a convivir con una artrosis, que al final, aunque duela, ya no lo hace tanto, porque piensas en otra cosa, porque si no, te morirías de dolor. Así que me fui del bar, donde había ido, casi por costumbre, más que por ganas, y tal como llegué, me marché.

No me inmutó el gol de Iraola, ni el cabezazo de Llorente. Veía pasar lentamente los minutos, impasible, como quien espera la hora de marchar a casa después de un día de trabajo, estando sin estar pendiente de lo que ocurría a 300 kilómetros o así. Ni siquiera me sobresaltó el gol anulado a Gurpegui. ¿Qué más da? perdemos de dos, y no somos capaces de crear peligro ni a un niño de tres años. Y de repente, uno menos, y con razón.
Y sin más me fui a mi casa. ¿Cómo no me iba a ir, si me aburría? Jamás me aburrí viendo al Zaragoza, mi Zaragoza, jugaran bien, jugaran mal. Pero anoche era distinto. Porque anoche no terminé de ver el partido. Porque anoche no vi el resumen. Porque anoche dormí tranquila. Porque mi Zaragoza ya no tiene fuerza ni para doler.

ftemplar dijo...

Estos de Nocte son una banda :)

Fer

roberto dijo...

Bien hilado, compañero: el juego del Zaragoza sí que da miedo...

roberto dijo...

Las fotos lo dejan bien claro, Fer: los de Nocte somos una banda.

José Miguel Vilar-Bou dijo...

Dais miedo en el mejor sentido de la palabra.

roberto dijo...

Hola, José Miguel. Me gustan los buenos sentidos de las palabras (y los malos, qué caramba).