domingo, 20 de enero de 2013

RESEÑAS DE "EL PRÍNCIPE QUE CRUZÓ ALLENDE LOS MARES" (6)

La escritora Purificación Menaya reseña "El príncipe que cruzó allende los mares" (Nalvay, 2012) en su blog. Pongo el enlace a continuación:


En su reseña incluye esta imagen: su ejemplar firmado por Roberto Malo y David Guirao. Y encima anima a acudir a la presentación cuentacuentos del libro en la librería El Armadillo Ilustrado.

El cuentacuentos presentación tuvo lugar este sábado 19 de Enero en El Armadillo Ilustrado. Veamos algunas fotos:

El ilustrador David Guirao llevó algunos originales para mostrar. Un lujazo.

Roberto Malo y David Guirao contaron el cuento con las ilustraciones proyectadas. 

En la fotografía, el Rey del cuento.

En la fotografía, David Guirao comentando los guiños de las ilustraciones.

En la fotografía, el Príncipe Maravilloso galopando.

Otra imagen de las cucharas "galopadoras". 

El Príncipe Maravilloso y el Rey.

El Príncipe Maravilloso y la anciana.

David Guirao hablando de La Cólera de los Dioses.

 David Guirao deleitó al público con sus acotaciones.

Y luego llegarían las firmas. 

David Guirao y Roberto Malo firmando en cadena.

En la imagen, Roberto Malo y el genial fotógrafo Vicente Almazán, que pasaba por allí.

Y para acabar, los libreros y los autores: Víctor Romano, David Guirao, Roberto Malo y Beatriz Barbero. Mil gracias por la estupenda organización y el maravilloso trato. Fue un gustazo. ¡Hasta la próxima!

6 comentarios:

Puri dijo...

Aunque llegué tarde, así es como si hubiera estado allí, jaja. Besos Roberto.

roberto dijo...

Mil gracias por tu reseña y por pasarte, Puri.
Ay, se me olvidó tirar una foto contigo, qué cabeza. Así la entrada estaría redonda...

Blanca Bk dijo...

Tuvo que ser magistral. Lástima habérmela perdido. Un beso grande a todos, que haceis de este trabajo algo genial. Por cierto Puri...morruda por esa dedicatoria!! jajajaja. ;)

roberto dijo...

Pues sí, David Guirao estuvo magistral explicando las ilustraciones: se aprende un montón con este hombre. Todo color, todo dibujo tenía su razón de ser. Incluso Víctor había momentos en que aumentaba las ilustraciones para que los detalles que comentaba David se apreciaran mejor.
Y Puri se merece de todo, por supuesto.

Ginés Vera dijo...

Me encantaría ir a uno de esos cuentacuentos y volver a ser niño, Roberto. Un saludo.

roberto dijo...

Tendré que ir a Valencia, Ginés... Un abrazo.