jueves, 4 de octubre de 2012

"LOS GUIONISTAS", YA EN EPUB


En Literatúrame (https://literaturame.net/), maravilloso rincón para la literatura digital en la red, han tenido a bien publicar y ofrecer a precio muy accesible (3,03 euros) en formato epub el libro "Los guionistas" (Eclipsados, 2009).
Os invito a dar una vuelta por esta indispensable web literaria y, quienes así lo deseen, descubrir "Los guionistas" (https://literaturame.net/libro/los-guionistas).

Sinopsis

Roberto Malo: "Los guionistas" es una novela-guión de humor. Sus protagonistas son Julián Gordillo y Raimundo Chueca, la pareja de guionistas más relevante del actual cine porno español. El libro refleja las eternas quejas de los guionistas (que no se les reconoce, que no se les paga lo que se merecen), pero, para que hagan gracia estas quejas, a través del cine en el que se da menos importancia al guión: el porno. Espero arrancar sonrisas e incluso carcajadas.

Carlos E. Gracia: aunque en “Los guionistas” se escriba de cine porno, se habla de mucho más: de cine convencional, nuestro a veces endogámico cine patrio y de cómo en todo sistema caduco de castas cuesta hacer valer el talento o de cómo éste es rechazado cuando se extralimita del estándar aplaudido. Por eso, personajes inventados en “Los guionistas”, como Suxy, Ivana o Toni son reconocibles… incluso entre la fauna autóctona. Y no sólo en el cine de género, sino en ese arco de oropeles que abarca la cinematografía española, desde lo más caduco a lo más moderno, pasando por lo casposo, lo trillado, lo atrevido…
Formato ePub ¿cómo leer ePubs?
Género Narrativa
Editorial Eclipsados
ISBN: 978-84-15666-29-5

 

Reseñas

Estrellas del retoce en color saturado (por Elena Medel) - Calle20

Hay quinto (de Roberto) Malo. Dos libros de relatos y dos novelas conformaban el historial bibliográfico de este narrador zaragozano, que en Los guionistas nos presenta un libro libre en cuanto a su argumento sin tapujos, género sin límites y técnica sin orden, concierto ni plantilla. Malo —una revelación de buen humor bien entendido— erige un monumento al hecho mismísimo de pasarse las convenciones por el forro: con estructura de guión cinematográfico y espíritu de novela viva y dinámica, nos cuenta las peripecias de Raimundo Chueca y Julián Gordillo, «la pareja de guionistas más relevante del actual cine porno español». Sin embargo, el prestigio en el mundo del jadeo no impide que su familia muera de vergüenza después de una entrevista en la televisión local, ni les libera de sus obligaciones laborales: Raimundo regenta junto a su novia un negocio mitad copistería, mitad frutería, y Julián trabaja en la mercería de su madre, mientras sueña con la llamada de alguna actriz que iguale su poder con el del productor. En su tiempo de ocio, los amigos imaginan qué escenas deberán tejer un polvo con el siguiente, hasta que un encargo de su productor habitual —que desea «mandarla al Festival de Cannes»— les anima a escribir «el mejor guión porno de todos los tiempos». Así pues, gitanas quirománticas, secretarias avezadas, libreras que hacen ojitos, estrellas del retoce y miembros de la tercera edad se asoman a Los guionistas como extras: en color saturado y con música de ascensor, una buena dosis de amor, sexo, desengaños y —sobre todo— risas suministradas con buena —¿cuál?— mano. 

Los guionistas. Roberto Malo (por Paula Miró) - Prótesis

En un mundo donde el consumo de cine porno está siendo sustituido por la descarga de videos “a la carta” en Internet, Roberto Malo se atreve a refrescarnos con una sátira plagada de guiños sobre este género cinematográfico en decadencia.
Por todos es sabido la importancia que el diálogo tiene en este tipo de películas: en realidad, ninguna. El cine X siempre ha sido, digamos, más de actores y situaciones que de trama, diálogo o realización. Con perdón por los directores porno que realmente dan relevancia a ciertos planos, demostrando tener una serie de constantes temáticas, y, en definitiva, un mundo propio.
Julián Gordillo y Raimundo Chueca se convierten en guionistas tras haber escrito un par de cuentos para un fanzine. Cinéfilos y creativos, no saben decir que no cuando les proponen convertir uno de sus relatos en un corto. Y cuando introducen a una tía buena en su historia y, de paso, un buen polvo sin tapujos. A partir de ese momento son requeridos y encumbrados como los guionistas de moda del cine porno.
Resulta original la forma que tiene Malo de contarnos la historia, en forma de guión. Los diálogos son fluidos y las acotaciones llegan a ser muy divertidas. La historia se va desmadrando progresivamente y, como no podría ser de otra forma, acaba a lo grande. De la forma más rocambolesca.

Curioso. Los guionistas son protagonistas de un guión, en el que se narra la creación y el rodaje del libreto que les da el éxito definitivo. Una ligera reflexión sobre la persistencia de la censura, pero no con la connotación tradicional, sino con la imposición comercial. Los guionistas aceptan cambios que desvirtúan la historia original dejándose llevar por la promesa del éxito. La historia del mundo.

Pero esa es parte de la gracia. Una historia ligera y cómica, pero con sorna y dobles sentidos, con personajes interesantes. Mientras algunos resultan funcionales, otros –y esto es información confidencial– están basados en estrellas mediáticas.

Julián y Raimundo son la personificación de la inocencia. Ellos creen en lo que hacen y su éxito les reafirma. Aunque en sus películas se salten los diálogos para pasar a la acción, ellos se toman en serio su trabajo. Un guión original para la película porno del año es lo que se les encomienda. Y consiguen el mejor final posible.

Ciertamente, la película porno “El armario”, esa que ellos escriben con tanta dedicación, debería ser rodada. ¿Alguien se presta a protagonizarla?

 

Los guionistas, de Roberto Malo (por Alfredo Álamo) - Los guionistas, de Roberto Malo

Lo primero que te viene a la cabeza cuando sopesas en la mano el libro que ha publicado Roberto Malo es “años setenta”, tanto por el formato elegido, la textura del papel y esa foto en la cubierta que recuerda a una novelita pulp de señoras ligeras de ropa.
Los Guionistas no es un título al azar, está claro. Además de contar la historia de dos guionistas de cine, el propio libro está escrito, aparentemente, en forma de guión. Digo aparentemente porque en realidad es un falso guión americano, fácil de leer y más cerca del teatro valleinclanesco que a una película.
Pero el libro, como no podía ser de otra manera, habla de cine, del mundo del cine, pero de un cine del que no es habitual tratar, el cine porno. Por poner un referente cinematográfico, que vendría al pelo, sería como la película Boogie Nights, solo que… diferente.
Diferente porque la pareja protagonista de Los Guionistas no es a su vez protagonista de las películas, se dedican a realizar los guiones -los mejores guiones- de la industria del porno. Y de eso va la novela: de los andares y circunstancias de la producción de la mejor película porno española de la historia.
El libro se lee con rapidez, su estructura de guión basado en diálogos hace que pases las páginas a toda velocidad mientras otro gran referente de nuestra cultura popular te pasa por la cabeza y hace que te des cuenta de que estás leyendo una obra perdida del bizarrismo pop, el último guión perdido de Pajares y Esteso, la obra definitiva sobre el destape si este hubiera continuado hasta convertirse en porno hardcore. Y es que pese a todo, el lenguaje que usa Malo no es explícito en absoluto, no hay descripciones sexuales detalladas, apenas nada que pudiera escandalizar a amas de casa acostumbradas a su dosis diaria de telebasura.

En definitiva, un rápido entretenimiento, completamente atípico dentro del mundo literario en castellano, y que arrancará una sonrisa cómplice a cualquiera que haya crecido en la época de Los Energéticos, Los Bingueros y las películas de Rocco Sifredi reseñadas en la Cartelera Turia.


7 comentarios:

roberto dijo...

Por cierto, existe la opción de comprar el epub para regalo. Que quien regala "Los guionistas" regala un tesoro.

Ginés Vera dijo...

Tiene muy buena pinta, la verdad. Enhorabuena y que sean muchos quienes se acerquen a Los guinistas. Un saludo.

roberto dijo...

Eso, Ginés, que se acerquen a "Los guionistas", un libro bien divertido.

Marcos Callau dijo...

Enhorabuena Roberto!!! Todavía no tengo e-book pero Literatúrame ya ofrece catálogo más que suficiente para hacerme con uno de ellos. Un abrazo.

roberto dijo...

Tranquilo, se puede leer en cualquier formato; yo lo leo en el ordenador.

39escalones dijo...

Además los formatos están muy muy muy bien, se lee fantásticamente, sin cansancio en la vista y demás. Vamos, lo que se dice un bello epúbico...

roberto dijo...

Gracias, Alfredo, yo no lo hubiera dicho mejor (te tengo que copiar más).